Compartir en

La Agencia Ejecutiva de Pyme de la Comisión Europea (EASME, por sus siglas en inglés) publicó el pasado 25 de septiembre las estadísticas del segundo corte de la Fase I del Instrumento Pyme de 2014. En las mismas se identifica un claro descenso, cifrado en un 27%, en el número de solicitudes presentadas respecto al primer corte. Así, frente a las 2.666 solicitudes de junio, en septiembre éstas se han reducido hasta las 1.944.

Los países con más solicitudes presentadas son, por este orden, Italia, España, Reino Unido, Alemania y Francia. Entre los cinco suman más del 50% del total. Sin embargo, este Top 5 reduce el número de solicitudes respecto al primer corte. En el caso concreto de España, por ejemplo, se han presentado 283 propuestas, un 32% menos que en junio.

En cuanto a las temáticas de los proyectos, los adscritos al área denominada “Open disruptive innovation” siguen encabezando el ranking (608 propuestas; 31% de solicitudes), aunque debe destacarse que el número de solicitudes en este ámbito ha decrecido también un 31%. Las siguientes áreas temáticas con mayor número de solicitudes han sido “Low carbon energy systems” (268), “Nanotechnologies” (234) y “Eco-innovation/raw materials” (199).

Las estadísticas del segundo corte, con un descenso significativo del número de propuestas presentadas, junto con la baja tasa de éxito resultante del primer corte (entorno al 6% de propuestas financiadas) ponen en evidencia, entre otros aspectos, el profundo desconocimiento por parte de las empresas de esta nueva herramienta de financiación enmarcada dentro del programa plurianual Horizon 2020. Y ello a pesar de los grandes esfuerzos llevados a cabo por la Comisión Europea, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y otros entes y organismo públicos y privados de nuestro país.

En cualquier caso, en este contexto resulta positivo que España haya logrado buenos resultados en el primer corte, con 39 propuestas financiadas de un total de 155, lo que representa un 25% del total y lo que la convierte en el país con mayor número de proyectos financiados, aunque no el que mayor tasa de éxito ha obtenido. Este honor recae sobre Irlanda, que ha alcanzado una tasa del 20% de proyectos financiados, mientras que España ocupa un meritorio cuarto lugar, con un 9,29%.

Hay que reseñar que el Instrumento Pyme de la Comisión Europea no financia proyectos de desarrollo, sino al demostrador de la funcionalidad del desarrollo fruto de la investigación, con el objetivo de acelerar su comercialización, tal y como se señala desde la propia EASME y también desde el CDTI.

Las pymes emprendedoras, tradicionales o innovadoras, con una línea estratégica de crecimiento bien definida, deben seguir confiando en el potencial de sus proyectos y en el Instrumento Pyme como uno de los mecanismos para financiar su crecimiento, su desarrollo y su internacionalización, lo que redundará en términos de ventaja competitiva para la empresa en su sector o mercado y en la competitividad de la economía española en su conjunto.

María Corominas

Directora General de F. Iniciativas